Las claves de una buena estrategia de contenidos SEO

Cómo hacer un plan de contenidos SEO

¿Cuántas veces al día buscas en Internet? Noticias de actualidad, comercios cerca de casa, tutoriales, información en profundidad, comparativas de productos… Google tiene la respuesta para (casi) todo. A él acudimos cuando tenemos una necesidad, y eso genera una oportunidad que puedes aprovechar. Poner en marcha una estrategia de contenidos SEO permitirá a tu marca, sea una empresa consolidada o esté empezando, ofrecer una solución a las necesidades de todos esos usuarios para los que sea relevante.

Si tu web cumple con todos los requisitos técnicos que exige Google – usabilidad móvil, velocidad, etc.-, una estrategia de contenidos bien planteada y ejecutada te dará la oportunidad de multiplicar la visibilidad online de tu marca con un coste menor al de otros canales. A diferencia de las redes sociales o la publicidad online, donde la vida de los impactos es muy corta, un contenido de tu web bien posicionado en Google puede convertirse en una fuente de tráfico continua para tu sitio.

Una estrategia de contenidos bien planteada y ejecutada te dará la oportunidad de multiplicar la visibilidad online de tu marca

Para armar una buena estrategia de contenidos SEO, 3 claves fundamentales:

  1. Poner a los usuarios en el centro de la estrategia y ofrecerles contenido de calidad.
  2. Seguir una serie de parámetros técnicos para asegurar la distribución del contenido.
  3. Medir, evaluar y mejorar tu plan SEO de manera continuada.

Define tu objetivo y piensa en tus usuarios

Aunque resulte algo obvio, poner en marcha acciones de marketing sin un objetivo claro es más habitual de lo que parece. Muchas empresas, con mejor intención que dirección, se lanzan a generar contenidos online sin tener demasiado claro para quién o para qué lo hacen. ¿Cuántos blogs corporativos están llenos de entradas con un sinfín de temas que poco o nada tienen que ver con responder necesidades reales de sus usuarios o clientes?

Antes de empezar a generar contenido, pregúntate siempre a quién quieres impactar, qué respuesta quieres conseguir y cuál es la mejor manera de hacerlo. Dibuja a tu buyer persona, pregúntate de qué manera puedes responder a sus necesidades en los diferentes momentos de su proceso – no necesitamos lo mismo cuando buscamos información sobre un producto que cuando estamos decididos a comprarlo- y traza un plan de contenidos que vaya en esa dirección.

Quédate con este mantra: crea contenidos de calidad que respondan a las necesidades de tus usuarios en momentos relevantes. Es ahí, y no en la parte técnica, donde está la verdadera clave de una buena estrategia de contenidos.

Busca las palabras clave adecuadas

Una vez tengas claro a quién quieres impactar con tu contenido y cómo puedes aportarle valor, es el momento de acudir a herramientas digitales que te permitan concretar qué temas interesan más a tu público objetivo y de qué forma los buscan.

Una investigación de keywords o palabras clave, el término o conjunto de términos que los usuarios utilizan en sus búsquedas, te servirá para ponerle título a esos contenidos, obteniendo cifras aproximadas del número de personas que buscan esos términos cada mes. Hacer este trabajo de análisis te permitirá conocer con mayor certeza qué interesa a tu público objetivo y cómo lo busca, aumentando las posibilidades de que tu contenido y tu marca sean visibles.

Existen varias herramientas online, tanto gratuitas como de pago, que te servirán para hacer tu investigación de palabras clave. Ubbersuggest, por ejemplo, es un buen aliado para empezar: además de la estimación del volumen de búsquedas mensuales de cada palabra clave, te ofrece datos sobre la dificultad de posicionar contenido para esos términos en base a la competencia y una lista de palabras clave relacionadas.

Imagina que tu empresa fabrica utensilios para cocinar al vapor y quieres poner en marcha una serie de recetas para ganar visibilidad. Una investigación de palabras clave te servirá para determinar qué temas concretos se buscan más en España: cómo cocinar brócoli al vapor (590 búsquedas al mes), cómo cocinar almejas congeladas al vapor (110), cómo cocinar mejillones al vapor (110) o cómo cocinar espárragos al vapor (90). Además, te dará ideas para generar contenidos relacionados: Cómo se cocina al vapor (170), cómo cocinar al vapor en olla exprés (90) o qué alimentos se pueden cocinar al vapor (90).

En ese punto, es muy importante también echar un vistazo a lo que hace la competencia, ya que seguro que encuentras un montón de pistas valiosas que puedes aplicar a tu plan de contenidos. ¿Qué palabras clave les traen más tráfico? ¿Qué tipo de contenidos están generando? Para analizarlo, puedes utilizar herramientas como Semrush que, aunque de pago en su versión completa, permiten un número determinado de consultas gratuitas al día.

Cuando tengas tu lista de contenidos, agrúpalos en categorías y crea un calendario editorial. Trata de ser constante a la hora de publicar: la actualización de un sitio web es un factor que se suele asociar a un mejor posicionamiento.

Crea contenido de calidad

Google no publica una lista con todos los factores que tiene en cuenta a la hora de posicionar un contenido sobre otro -ojalá-, pero hay una máxima fundamental declarada: el contenido de calidad. “El contenido útil y atractivo es, probablemente, el factor más importante de los que se tratan en esta guía para que un sitio web tenga un buen posicionamiento”, dice Google en su propia guía de optimización en buscadores.

Una vez tengas claros qué temas interesan más a tu público objetivo y cómo los busca gracias al análisis de palabras clave, céntrate en producir un contenido sólido, completo y que responda a lo que quiere tu audiencia. Crear el mejor contenido posible para una palabra clave determinada no es garantía de nada -ya que influyen muchos otros otros factores-, pero es la base de todo.

Una de las cosas que puedes hacer para asegurarte de que tu contenido es el mejor para una determinada keyword es echar un vistazo a lo que hace el resto de webs que tienen contenido posicionado para ese término. Para ello, usa una herramienta gratuita y efectiva: el propio buscador de Google. Escribe la palabra clave sobre la que vas a generar contenido en la barra de búsquedas y comprueba qué tipo de información incluyen los resultados del resto de páginas. A partir de ahí, trata de responder mejor que cualquier otro resultado a lo que buscan los usuarios.

Usar el buscador de Google también te servirá para alinear tu contenido con la intención del usuario, lo que se conoce como search intent: asegúrate de que el contenido que creas va en la línea de lo que el usuario espera encontrar en esa página de resultados de Google. Se trata de adaptarte al momento del viaje del usuario: ¿está buscando información sobre un tema general? ¿Quiere realizar una compra? ¿Necesita información sobre un producto concreto? La página de resultados de Google te da pistas al respecto.

Si tu web funciona con WordPress, instalar un plugin como Yoast te ayudará a cumplir con todos esos requisitos que mejorarán el posicionamiento de tu contenido. La herramienta cuenta con una lista de tareas que te guiará paso a paso en todo lo que debes hacer.

Una vez interiorizado lo más importante, crear el contenido que responda mejor a lo que busca el usuario, es importante que sigas las reglas básicas de redacción SEO : incluir la palabra clave en lugares estratégicos como la URL, el metatitle y el título, crear textos ordenados y bien estructurados usando títulos y subtítulos, añadir el texto ALT a todas las imágenes, etc. Asegúrate, además, de compartirlo en todos tus canales: las señales sociales también son un factor de posicionamiento.

Pasos a seguir para producir un contenido posicionable

  • Contenido de calidad: ¿Has generado un contenido completo, bien armado, que merezca la pena?
  • Competencia: ¿Has visto el resto de resultados? ¿Tu contenido ofrece la mejor respuesta a esa búsqueda?
  • Search intent: ¿Está alineado tu contenido con lo que esperar encontrar el usuario en esa página?
  • Optimización: ¿Has seguido las reglas básicas de redacción SEO? ¿El contenido está optimizado?

Mide y optimiza tus contenidos

Generar el contenido es solo la primera parte. Utiliza herramientas como Google Search Console para controlar la evolución del tráfico orgánico de tu web y analizar con detalle el posicionamiento de cada contenido que generas. Te permitirá saber cuántas veces aparecen tus resultados en las páginas de Google, por qué palabras clave lo hacen o cuántos clics genera cada resultado, entre otros datos. Revisa continuamente las métricas de tu posicionamiento, saca conclusiones y pon en marcha los cambios oportunos.

Si uno de tus contenidos consigue una buena posición en Google, ¡defiéndela! Una de las grandes ventajas del tráfico orgánico es que, si generas piezas atemporales, te permite rentabilizar a largo plazo cada contenido que subes a tu web. Por eso, es importante revisar el rendimiento de los contenidos continuamente e ir actualizando los que mejor funcionan: optimizarlos para nuevas palabras clave, ampliar la información cada cierto tiempo, subir nuevos recursos, tratar de generar enlaces…

Si uno de tus contenidos consigue una buena posición en Google, ¡defiéndela!

Conclusión

Diseñar una buena batería de contenidos con una perspectiva SEO es una buena herramienta para dar un paso adelante en visibilidad y aprovechar las oportunidades que generan las necesidades de tus usuarios. Céntrate en ellas para armar tu estrategia, produce contenidos con cariño y asegúrate de que cumplen los requisitos que premia Google. A partir de ahí y con un poco de paciencia, los resultados llegarán.


Comentarios (1)

[…] SEO Textos SEO: cómo escribir contenidos que se posicionen en Google 0 0   Pablo Fraile SEO […]

Dejar un comentario