Nuevos formatos de vídeo para redes sociales. ¡Conecta con tu audiencia!

Nuevos formatos de vídeo para redes sociales

Detente unos minutos a pensar: en los últimos días… ¿cuántos vídeos has consumido a través de las redes sociales? Probablemente no sepas llevar la cuenta, y esto no es raro. Cada vez somos mayores devoradores de vídeo en las redes sociales. Y a consecuencia de este mayor consumo el contenido varía, la duración cambia y los formatos se adaptan. Y de estos últimos queremos hablar hoy: de los formatos.

Dando un giro de 90º: vídeos verticales

Si eres amante del cine no será raro que te sangren los ojos al ver un vídeo en vertical, pero lo cierto es que cada vez nos estamos acostumbrando más y más a consumir en 9:16. ¿El motivo? Lo conocemos todos: el móvil.

Está claro que los móviles han democratizado la producción de vídeo entre los usuarios. Y la manera de grabar ha ido distando poco a poco de la forma tradicional que conocíamos. El móvil es un dispositivo que empleamos de manera vertical, por lo que no es de extrañar que la producción de vídeo terminase siendo vertical también. Aunque tengamos la opción de girarlo y reproducir los vídeos en horizontal, lo cierto es que la mayoría descartan esta opción.

Os compartimos una parodia que Glove and Boots hacían hace unos años sobre el vídeo en vertical:

Han sido las redes sociales las que han popularizado este formato, ya que los usuarios comparten vídeos en vertical por lo fácil e instantáneo que resulta emplear el móvil de este modo. El cine siempre ha sido horizontal, las cámaras de vídeo siempre han filmado en horizontal, pero, la realidad es que los móviles actuales se han convertido en herramientas de calidad para grabar. Y los botones del móvil están pensados para utilizarlos en vertical, por lo que la producción se ha vuelto vertical.

Esta reflexión la han detectado rápido las empresas y los ejemplos más obvios son los stories o IGTV de Instagram. Si estamos compartiendo contenido de consumo rápido es necesario que nuestra producción también lo sea, ¿qué hay más rápido que sacarse el móvil del bolsillo y pulsar el botón de grabar? Esto, acompañado de las facilidades que permite Instagram, como los filtros o la autoedición, la convierte en una red ideal para compartir mensajes clave que lleguen rápido a nuestros usuarios.

Los vídeos verticales conviven con otros formatos en las redes y en los medios, por ello a veces nos encontramos con problemas de incompatibilidad. Un ejemplo es cuando se incluye en el telediario un vídeo casero grabado con el móvil en vertical. Nuestras teles son horizontales, por lo que el vídeo queda constreñido entre dos columnas negras, las llamadas pilarbox. Esto ocurre porque la relación de aspecto de nuestras teles es de 16:9 y los vídeos verticales tienen una relación opuesta: 9:16. Pero lo cierto es que el vídeo vertical viene pisando fuerte y ya se empiezan a ver pantallas verticales en escaparates de tiendas o incluso producciones de videoclips.

El mismo formato en vertical es el que se usa en Tik Tok. Esta red social asiática está incrementado notablemente su número de usuarios por su carácter divertido y el tipo de vídeo corto fácil de consumir y compartir. Tik Tok se creó originalmente para compartir clips musicales, a través del móvil y con la opción de autoeditarlos. La inmediatez y la autoedición son características clave para que los vídeos se compartan fácilmente entre los usuarios.

En estas redes sociales tiene sentido que los vídeos sean verticales. Incluso la publicidad está cambiando, ya que por ejemplo se crean piezas para consumir entre story y story que se tienen que adaptar al nuevo formato vertical.

Una aproximación a la realidad virtual: vídeos 360º

La realidad virtual ha evolucionado en los últimos años y YouTube se une al carro. La segunda plataforma con mayor número de búsquedas del mundo incorpora la posibilidad de subir vídeos de 360º que permitan al espectador sumergirse en el contenido. Esta opción simula la experiencia de tal manera que el usuario puede vivir más de cerca el contenido.

Lo ideal para realizar estos vídeos es emplear una cámara específica para grabar en 360º, pero con la ayuda de alguna aplicación podemos subir vídeos con el propio móvil. El truco que se esconde detrás de estas aplicaciones es unir clips estáticos de manera consecutiva para simular la sensación de continuidad.

Renovarse o morir: el 2D se queda básico para muchas marcas. Si queremos destacar debemos hacerlo a lo grande, en este caso, a lo ancho y a lo alto. Que el usuario pueda bucear en el contenido que le ofrecemos va a conseguir crear un mayor impacto.

Lo bueno si es breve: bumper de YouTube

Seis segundos de vídeo, ¿poco? Realmente suficiente. Los vídeos bumper de YouTube tienen un objetivo claro: mandar un mensaje publicitario conciso y clave que llegue al usuario. Y es que YouTube recibe al día millones visitas de usuarios de todo el mundo, sin duda, una buena inversión de dinero en publicidad, ya que difícilmente se puede conseguir una audiencia mayor.

Los vídeos bumper son incorporados por YouTube en 2016 con el objetivo de ofrecer a los anunciantes un público concreto y asegurar que el mensaje les llegue. Y es que este pequeño anuncio no se puede saltar y si quieres ver el vídeo que has elegido en YouTube, tendrás que ver el bumper sí o sí.

Numerosos estudios aseguran que el móvil es el dispositivo que más emplean los usuarios para consumir vídeos. Este detalle YouTube no lo pasa por alto, y es por ello que los bumper sólo se pueden visualizar en el móvil.

A nivel creativo esto es todo un reto: sólo seis segundos para transmitir un mensaje. Un ejercicio de ingenio asombroso que, si se hace bien, puede propulsar una marca significativamente.

Comentarios (1)

Interesante. Me gusta.

Dejar un comentario