Claves de la fotografía de producto en e-commerce

Claves de la fotografía de producto en e-commerce

¿Qué es la fotografía de producto?

Toda fotografía que veas a tu alrededor, en la que no aparezca una persona, es producto.

Autora: Paloma Rincón

A grandes rasgos, esta definición genérica de las fotos de producto nos sirve para adentrarnos en una de las especialidades más amplias (y de mayor exigencia técnica) del mercado fotográfico. 

En la fotografía de producto los objetos son los protagonistas, y está especializada en captar todas sus propiedades, características y usos. Por ello, es crucial que el fotógrafo conozca el producto que está fotografiando, las cualidades de sus materiales, y cómo captarlos correctamente para obtener una fotografía que los resalte y haga atractivos. Un proceso que va siempre ligado a una segunda fase de retoque, en la que el retocador se encargará de pulir todos los defectos de fabricación del objeto, limpiar sus imperfecciones y potenciar lo que ya se ha trabajado durante la sesión.

Es por ello por lo que este tipo de fotografía es uno de los más habituales en fotografía publicitaria. En un mercado dominado por la imagen (y el vídeo), la fotografía de producto debe lograr captar la atención del consumidor, a la vez que le ofrece la suficiente información sobre el mismo e incita a su compra.

Fuente: Audi

Claves para la fotografía de producto en e-commerce

Seguramente te lo estés preguntando. Como empresa, la fotografía de producto es una inversión, y como tal, tiene que garantizarte unos resultados o beneficios para que te plantees llevarla a cabo. ¿Qué gano yo invirtiendo en fotografía cuando puedo hacerla con mi móvil?

Aunque esta es una confusión bastante frecuente, en fotografía y, especialmente en publicidad, no todo vale. Piensa que tus usuarios llegarán a ti a través de redes sociales, publicidad gráfica o audiovisual, y en ello, tener una buena imagen es esencial para captar la atención y llamar el interés de un cliente potencial.

El 93% de los consumidores consideran la apariencia visual del producto un factor clave en su decisión de compra.

Fuente: Justuno
Fuente: Year&Day

Si te fijas, cada vez más empresas compiten en imagen, contenidos sorprendentes e incluso virales con el objetivo de vender sus productos. En un e-commerce, la fotografía es lo que más información nos muestra sobre el producto que tenemos delante, y debe persuadir para su compra.

Fuente: Apple

1. La importancia de la fotografía de producto de alta calidad: Diferénciate de tu competencia

Es esencial que dispongas de fotografías de producto de alta calidad, en consonancia con los valores de tu marca y que vayan dirigidas al segmento de clientes al que quieres dirigirte. Algunas claves básicas a la hora de diseñar una campaña con fotografías de producto son las siguientes:

  • Diferénciate: Si quieres destacar frente a tu competencia, debes diferenciarte de ellos, también en las fotografías de tus productos. Para aterrizar, un buen ejercicio es revisar qué está haciendo la competencia. Si te das cuenta, marcas como Alhambra, Heineken o San Miguel coinciden en que son fabricantes de cerveza, pero su estilo propio se refleja (y refuerza) en cada fotografía, diferenciándolos más allá del sabor o la elaboración de cada producto:
  • Busca tu estilo: Seguramente tu marca ya tiene asociados una serie de valores que influyen en vuestra estrategia de comunicación: ¿Qué tono usáis en la comunicación con vuestros clientes? ¿Recurres al humor? ¿Qué colores os identifican? ¿Vuestros clientes os asocian con algún tipo de valores? Responder a estas preguntas ayuda a la hora de definir el briefing de la campaña. Cuanto mejor sepamos que queremos comunicar a través de las fotografías de nuestros productos, más fácil será obtener unas imágenes que nos apoyen en esa dirección.
  • Créalo con profesionales: Todo lo anterior no serviría de nada si seguimos recurriendo a nuestro teléfono móvil. Aunque tengamos unas nociones básicas de fotografía, la especialización de este campo nos obliga a recomendarte que pongas tu producto en las mejores manos. Vamos a ver algunos ejemplos gráficos de fotografías de producto, creadas en campañas de distintos niveles y para diferentes marcas:

2. ¿Qué tipos de fotografías necesitas? Usos habituales de la fotografía de producto

E-commerce

Las fotografías para e-commerce son una de las aplicaciones más habituales de las fotografías de producto. Lo más habitual es encontrarnos con fotografías de producto en fondo blanco, en las que se muestra de manera aséptica el producto, sus características y todo lo que incluye. Es habitual utilizar varias fotografías para mostrar con mayor profundidad determinados atributos o cualidades del mismo.


Este tipo de fotografías es, generalmente, la más sencilla y barata de producir. Prima la cantidad de fotografías frente a su calidad, y se suele utilizar un esquema de iluminación similar junto a un retoque básico de cada una de ellas. Si te das cuenta, marketplaces como Amazon, eBay o Aliexpress están llenos de este tipo de fotografías:

Redes sociales

En redes sociales, frecuentemente nos encontramos con fotografías publicitarias, aunque es cierto que en determinadas campañas se producen fotografías exclusivamente para redes sociales. En esto tiene mucha importancia los formatos finales a los que nos dirijamos, y si esas fotografías van a estar o no acompañadas de texto o grafismos, o si forman parte de una serie o campaña mayor. Vemos algunos ejemplos de marcas que ya hemos reseñado:

Instagram de BMW
Instagram de Alhambra
Instagram de Nespresso

¿Tienes dudas a la hora de elegir formatos en Instagram? No te pierdas el artículo que publicamos hace unos días sobre ello.

En este tipo de campañas muchas veces se recurre al lifestyle, fotografías con apariencia de realidad en las que se muestra el uso del producto, o su disfrute, con actores en un mundo cotidiano. El objetivo es lograr que nos personifiquemos en ellos.

Instagram de Minimalism

Aunque este tipo de recursos está más pensado para las redes sociales, los propios e-commerce van incorporando también estas imágenes para dotar de calidez a las fichas de producto. El propio Amazon, con sus contenidos mejorados A+, recomiendan incluir fotografías del producto en contexto para elevar la tasa de conversión de tus fichas de producto.

El 78% de los consumidores online quieren ver fotografías que muestren el producto como si fuera parte de sus vidas

Fuente: Objeqt

Otro recurso interesante para redes son las fotografías creadas por nuestros seguidores. Algunas compañías generan hashtags, o proponen concursos incentivando que su audiencia genere imágenes, las etiquete y suba a la red social para participar. Esto nos permite generar bastante visibilidad de nuestra marca, si la campaña es original llegará bastante más gracias a los referidos de los propios participantes, y es una forma de lograr contenido e interacción con la audiencia. Para lograr esto, normalmente, debemos ofrecer una buena recompensa a cambio de la participación, más allá de la promoción de la cuenta del autor.

Apple en su Instagram sube imágenes de usuarios tomadas con iPhone bajo el hashtag #ShotoniPhone

Publicidad

Otro tipo de fotografías en redes, forman parte o son en sí mismas campañas publicitarias. En estas la inversión es bastante alta, y suelen publicarse acompañando campañas en medios tradicionales, spots, anuncios, etc. Algunos ejemplos:

Fuente: Chanel

3. Conclusión

Como hemos visto, los usos de la fotografía de producto son muy variados y están presentes en gran parte de la fotografía publicitaria que consumimos a diario. Algunos consejos clave que te animamos a seguir a la hora de generar nuevas fotografías para tu e-commerce o redes sociales son los siguientes:

  • Identifica los productos que más potencial de ventas tengan.
  • Haz fotografías profesionales de dichos productos con fondo blanco para e-commerce. Lo ideal es hacer entre 2 y 5 fotografías de cada producto, que engloben la vista general del mismo y varios detalles importantes.
  • Si estas fotografías tienen la resolución suficiente, es ideal que el consumidor pueda hacer zoom para ver la fotografía con más detalle.
  • No olvides hacer al menos una fotografía de life-style del producto, para que el consumidor pueda hacerse una idea de cómo quedará en su hogar o los usos y tendencias relacionados con ese producto.
  • Aprovecha la sesión para generar contenido para redes sociales, desde reaprovechar algunas fotografías de life-style, a fotografíar el proceso y generar una campaña de expectación antes de que un producto salga a la venta, por ejemplo.
  • Selecciona una serie de productos que identifiquen a la marca para hacer fotografías en conjunto y que aporten una imagen de marca sólida.

Recuerda que, por sí misma, una buena fotografía tiene un alcance limitado y lo ideal es reforzar su comunicación con estrategias de marketing que difundan tu campaña en las redes oportunas para llegar a tu cliente ideal. Si quieres seguir ampliando tus conocimientos de estrategia digital, no dudes en visitar el resto de artículos de nuestra academia. Y si lo que necesitas es contar con el apoyo de profesionales, ¡te escuchamos!

Dejar un comentario